• susananaranjoespin

Arcsa autoriza el ingreso a Ecuador de vacuna Astra-Zeneca/Oxford para COVID-19

Dentro del marco de la declaratoria de emergencia provocada por el COVID-19, en octubre de

2020 el Ministerio de Salud Pública (MSP) suscribió un contrato de alrededor 5 millones de dosis de la vacuna elaborada por la farmacéutica británica Astra-Zeneca/Oxford.

Debido a que todas las vacunas, para ingresar al país, deben ser calificadas por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), en el caso de la vacuna de este laboratorio (llamada AZD-1222), la autorización de importación se emitió este viernes 22 de enero de 2021.

Esta acción da cumplimiento a los requisitos establecidos en la Resolución 037, que establece la Reforma Parcial a la Normativa Técnica Sustitutiva para autorizar la importación por excepción e importación por donación de medicamentos, productos biológicos, dispositivos médicos y reactivos bioquímicos y de diagnóstico.

Este documento indica que: “Exclusivamente para el caso de emergencia sanitaria, los establecimientos que conforman el Sistema Nacional de Salud (Red Pública Integral de Salud – RPIS), podrán solicitar la autorización de importación por excepción en los casos de emergencia en el Sistema Nacional de Salud, estado de excepción, emergencia sanitaria internacional y otros casos determinados por la Autoridad Sanitaria Nacional y red privada complementaria RPC, previa autorización de la autoridad sanitaria nacional, (…)”.

Astra-Zeneca/Oxford remitió a Arcsa la documentación habilitante para el trámite de aprobación de uso de emergencia de su vacuna, la cual fue revisada detalladamente para dar paso a la autorización de importación de cerca de 5 millones de dosis, las cuales serán utilizadas exclusivamente para cubrir las necesidades de los pacientes atendidos en las unidades de salud del Ministerio de Salud Pública.

La vacuna AZD-1222 se administra por inyección intramuscular, tiene la ventaja de ser más económica y fácil de almacenar: puede conservarse a la temperatura de una nevera, es decir, entre 2 y 8 grados Celsius, a diferencia de las vacunas de Moderna y de Pfizer/BioNTech, que solo pueden ser almacenadas a largo plazo a temperaturas muy bajas (-20ºC para la primera, -70ºC para la segunda).


Fuente: ARCSA

5 vistas0 comentarios