• susananaranjoespin

Población de tortugas gigantes en la isla Pinzón muestra una notable recuperación

31 de enero de 2022


Como parte de las actividades de la Iniciativa Galápagos, un equipo de 24 personas, entre guardaparques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos y científicos de Galápagos Conservancy, recorrieron la zona de vida de las tortugas gigantes de Pinzón, en el centro del archipiélago, para evaluar su estado poblacional, casi una década después de que las ratas de negras fueron se erradicadas de la isla.

Durante los diez días que duró la expedición, el equipo monitoreó el estado de cada tortuga gigante de la especie Chelonoidis duncanensis encontrada y levantó información sobre el estado del ecosistema en general.

Los datos preliminares sugieren una población estimada de entre 975 y 1100 tortugas que habitan la isla, resaltando la presencia de 156 tortugas de entre 5 y 10 años de edad, que han nacido y sobrevivido en estado natural. “La erradicación de especies invasoras es una de las principales acciones que se debe implementar en los procesos de restauración ecológica, luego de una década de haber conseguido este objetivo en la isla Pinzón, podemos confirmar que la población de tortugas gigantes se está recuperando satisfactoriamente” dijo Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos.

A pesar que las condiciones de la isla han mejorado notablemente, los expertos consideran que para garantizar la total recuperación de la población de tortugas gigantes, es necesario mantener el programa de crianza inicial en cautiverio, por lo que anualmente se continuará recolectando huevos en la isla para completar el proceso de incubación en el centro de crianza “Fausto Llerena”, en la isla Santa Cruz, donde se mantendrán a las tortugas hasta la edad apropiada para su regreso a la isla de origen, aproximadamente entre los cinco y seis años.

Wacho Tapia, director de Conservación de Galapagos Conservancy indicó que “el futuro es alentador, pues en general el ecosistema de Pinzón se ha recuperado y ofrece mejores condiciones para la supervivencia de la flora y fauna endémicas, producto de lo cual observamos mayor presencia de animales como gavilanes, pachay, pinzones y lagartijas; así como de plantas, especialmente muyuyo, algarrobo y uña de gato”.

20 visualizaciones0 comentarios