• susananaranjoespin

Prevención es clave para tratamiento oportuno de insuficiencia renal en infantes

Quito, 11 de marzo de 2022


A escala mundial, uno de cada 10 adultos padece de alguna enfermedad renal crónica. En niños se han identificado de 10 a 15 casos nuevos por cada millón de habitantes y 60 con enfermedades renales prevalentes. En Ecuador se registran entre 55 y 60 diagnósticos por cada millón de habitantes menores de 18 años. Estos datos cobran relevancia debido a que desde el 2006 la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció al segundo jueves de marzo como el Día Mundial del Riñón.

Junior Gahona, líder del servicio de Diálisis del Hospital Pediátrico Baca Ortiz (HPBO), explica que la detección temprana de casos evita complicaciones, que lleven al paciente a un proceso de diálisis. Para esto, dice, se debe realizar un tamizaje oportuno. “Un examen de orina y creatinina en sangre permite identificar el porcentaje de funcionamiento del riñón, lo que ayuda a determinar el tratamiento a seguir”.

En el HPBO, al ser un hospital de tercer nivel, se realizan 4.000 consultas al año en el servicio de nefrología. 30 pacientes reciben atención en hemodiálisis y 18 en diálisis peritoneal. Además, desde que la casa de salud fue acreditada para trasplantes renales se han desarrollado 66 intervenciones quirúrgicas. 9 de ellas se han dado en el 2022.

Natasha Ruiz es paciente del HPBO. Desde temprana edad, por complicaciones en el riñón, ha pasado por el proceso de diálisis hasta el trasplante renal en enero pasado. Señala que es un camino difícil, pero se siente bendecida y contenta por llevar una vida normal. “Les aconsejo cuidarse mucho, hacer ejercicio, tomar líquidos, pero sobre todo cuidar su salud, para evitar problemas en los riñones”.

Después de los procesos de trasplante el hospital realiza el seguimiento respectivo a los pacientes pediátricos asignando aproximadamente 400 citas anuales de control permanente. Como medida preventiva en el caso de niños se debe evitar la deshidratación y en los adultos el sedentarismo y el consumo de alcohol y tabaco. Se recomienda llevar una vida sana, realizar actividad física, consumir líquidos de acuerdo al peso, reducir el consumo de sal, la ingesta excesiva de aguas carbonatadas y no automedicarse.

24 visualizaciones0 comentarios